Los cuentos del día a día y el poder de las imágenes

En contraposición con lo extraordinario y el derroche de magia y fantasía de los cuentos maravillosos, en los últimos tiempos están apareciendo con fuerza historias sobre la cotidianidad. Se trata cuentos cuyo centro de interés está en los sucesos del día a día y a través de personajes corrientes; creíbles, realistas, sin habilidades prodigiosas ni vidas extraordinarias. Los argumentos de estos cuentos realistas; habitualmente sumamente sencillos, giran en torno a las comidas, los baños, la consulta médica, la familia; es decir, el día a día fácilmente reconocible por los niños y niñas.

edu1

Sin embargo, esto, que a priori puede resultar relativamente sencillo de idear, construir, escribir, ilustrar, editar; y después, encontrar, adquirir y finalmente, leer, no lo es tanto. No todo vale. Para “leer” las imágenes, hace falta, sin embargo, algo más que la mera sucesión de clichés. Tales clichés, son muy propios de los primeros cuentos, o más propiamente, de los cuento-juguete (que no por “juguete” tienen menos valor). Estos, se encuentran dirigidos a los más pequeños de los pequeños prelectores….tales imágenes, no conmueven y carecen de hilo argumental. Se centran en el reconocimiento de la imagen, pero dejan fuera otros procesos necesarios para completar la lectura de la imagen e ir más allá. Restarle valor a la lectura de imágenes, considerando que se realiza de manera automática y dando por hecho que la única lectura que se aprende es la de los textos, implica una importante limitación de la lectura (de textos o de imágenes) en torno a lo inmediato y más superficial, y repercutirá negativamente en procesos posteriores relacionados, por ejemplo, con la comprensión de textos. Porque leer una imagen (dibujos, letras, palabras) es algo más complejo que reconocerla. Así, ¿qué es lo que tiene que suceder para que podamos afirmar que estamos verdaderamente leyendo una imagen?

leer antes de leerAl hilo de lo que nos enseña Teresa Durán, en “Leer antes de leer” http://www.lavidaencuentos.com/book/265/leer-antes-de-leer , para lograr una lectura satisfactoria de los cuentos infantiles, poder exprimirlos y disfrutar de todas las posibilidades que nos ofrecen, es necesario:

–        Reconocer: es la función más básica y supone saber qué es aquello que representa la imagen mostrada. Restringir la lectura de imágenes al mero reconocimiento sería lo mismo que aprender a leer textos: reconocer las letras, primero, y después las palabras, pero no ser capaces de extraer un significado conjunto más profundo ni permitir que nos provoquen sentimiento alguno ni nos aporten nada más que un encadenamiento de letras. Por ello, son necesarias las otras dos funciones, más avanzadas:

–        Identificarse con la imagen: implicándose emocionalmente con el personaje de la historia, participando en los afectos del mismo: sorprenderse, enfadarse, alegrarse, al igual que hace el personaje cuando le suceden los acontecimientos.

–        E imaginar: es decir; añadir otros elementos (aprendizajes y vivencias) a la propia historia; lo cual dará lugar a una nueva experiencia fruto de la combinación de lo que nos ofrece el cuento y lo que de su “propia cosecha” ponen los niños.

El resultado de estos tres pasos es lo que entenderíamos por leer la imagen; es decir, llevar a cabo el proceso de interpretación de las imágenes y realizar una lectura previa al proceso de leer textos. Veamos un ejemplo. En el cuento de La Ola; nos narran sin texto alguno, el descubrimiento del mar por parte de una niña. Se trata de un bellísimo cuento en el que las palabras escritas están ausentes, donde, si profundizamos, encontraremos que el cuento versa sobre las primeras relaciones y el desarrollo de la independencia.

la ola

En la imagen que hemos incluido aquí, podemos reconocer a una niña pataleando en el agua y unas gaviotas revoloteando alrededor. Pero realizar una lectura más profunda del texto implicaría identificarnos con la imagen, es decir, explorar los sentimientos que nos produce, a nosotros, los que está pasando en ese dibujo: goce? Algarabía? Disfrute? Descrubrimiento? Alegría? Y acto seguido, imaginar. O imagirnar-nos en esa misma situación…¿qué haríamos nosotros? ¿qué habría pasado antes? ¿qué pasaría después? ¿Y si acto seguido llegase una ola gigante?

 

Lo que aquí estamos defendiendo es que al margen de las sofisticaciones o argumentos muy elaborados, cuando estamos tratando temas realistas como los que comentábamos más arriba, donde el niño/a puede proyectarse como un espejo y reconocerse en su cotidianidad, no podemos descuidar la ilustración. La ilustración va a ser un elemento fundamental en el cuento infantil, mágico o realista, que apoya, refuerza, en ocasiones reemplaza el texto y siempre nos ayuda a narrar la historia. En los prelectores, les permite entender la historia, recordarla, contarse el cuento a sí mismos/as e ir apoyando el proceso de adquisición del lenguaje, primero, y de la lectura después. Las imágenes son una herramienta primordial para leer e interpretar el mundo contemporáneo.

En este sentido, tener una buena historia para niños no es solo tener un potente argumento; sino no prescindir de ilustraciones completas, que permitan su lectura, que evoquen y conmuevan, inviten a imaginar y nos aporten los cimientos de nuevas historias.

Más allá de dónde situemos el centro de interés, en historias realistas o historias fantásticas, queremos, con este post, rescatar el valor de las imágenes y explorar, en toda profundidad, todas las posibilidades que nos ofrecen los cuentos.

Te puede interesar

2 pensamientos en “Los cuentos del día a día y el poder de las imágenes

  1. ¡Hola Violeta!

    Soy Mireia, no sé si te acordarás de mi…

    Bueno, aquí te dejo una reseña que he escrito de vuestra preciosa obra “Tenemos dos mamás” (http://mayuamoraprimeravista.blogspot.com.es/2013/06/tenemos-dos-mamas-de-violeta-morales-y.html), y un pequeño artículo (el primero que he escrito en mi vida) que espero que te encante, y que quizás te refrescará la memoria ;). (http://mayuamoraprimeravista.blogspot.com.es/2013/06/nace-una-nueva-editorial-para-peques.html).

    Un beso y un abrazo enorme.

    Mire.

    PD. Otro de mi madre =).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *